Se Me Antoja…celebrar los cumpleaños como antaño

Cuando yo era pequeña no había parques de bolas, ni castillos hinchables gigantes de esos que abren la boca. No había sitios donde se hacían fiestas de princesas o de piratas. Mis padres nunca contrataron a un payaso para animar mis fiestas de cumpleaños, ni invitaron a mis amigos a un sitio de ocio infantil.

Quizás es que antes no teníamos acceso a todas estas cosas o quizás los niños de antes nos conformábamos con menos. Quizás me hubiera encantado poder jugar hasta caer agotada en uno de esos parques que les gustan tanto a los niños de hoy en día… Pero ¿sabeis qué?… Creo que si hubiera celebrado mis cumpleaños así, no guardaría ningún recuerdo especial de esos días. No me hubieran marcado tanto y, en fin, que creo que SmAuF no existiría…

Con esto no quiero decir que estoy en contra de los parques de bolas. Seguro que les encantan a los niños (y a los padres). Pero en esta sociedad que hemos creado en la que nadie tiene tiempo de nada y todo el mundo siempre tiene prisa, a veces es necesario pararse un poco y dedicarle ese tiempo extra que necesitan nuestros hijos.

image

Un cumpleaños es algo especial. A todos los niños les gusta cumplir años. Es un día en el que ellos son los protagonistas y en el que son el centro de atención y, si los que les prestan atención son las personas a quienes mas aman en el mundo ¿qué puede haber de mejor?

¿Por qué no optamos, por una vez, por dedicar un poco de tiempo a preparar una fiesta especial? Una fiesta personalizada. Una fiesta protagonizada por su personaje favorito, el animal que mas le guste o su color preferido. Una fiesta donde haya cartelitos con su nombre. Una fiesta con sus invitaciones, sus patatas fritas, sus bocadillos de Nocilla… Una fiesta en el que los propios niños puedan ayudar a preparar las cosas.
Una fiesta en casa, en el jardín, en el parque, en la playa…

Lo que quiero decir es que el parque de bolas está bien, pero siempre se puede ir en cualquier ocasión. Probablemente vayan 12-15 veces al año, dependiendo de la cantidad de amigos que les inviten a su cumple. Pero ¿cuántas veces podrán tener una fiesta especial para ellos?

Yo tengo recuerdos estupendos de ayudar a mi madre con los preparativos, de escribir las invitaciones, de los nervios de esperar a que llegaran los invitados a casa, de ordenar mi habitación para que mis amigos pudieran ver mis juguetes, de mi madre preparando divertidos juegos caseros después de haber buscado en libros o habérselos inventado (menos mal que para eso ahora tenemos Pinterest)!!!
Yo quiero que Olivia también tenga estas fiestas y también recuerde el cariño que le puso su madre en sus cumpleaños.

Así que hoy reivindico las fiestas DIY, las fiestas caseras, las medias noches con chorizo y los recuerdos compartidos…

Besicos de colores,

Steph

P.D. Gracias Mama… Por dedicarme tanto tiempo y darme una infancia feliz…

Anuncios

6 pensamientos en “Se Me Antoja…celebrar los cumpleaños como antaño

  1. Tienes toda la razón y me has hecho pensar. Los dos cumples de mi peque los hemos hecho en casa, en el jardín. He dedicado horas y horas en preparar las invitaciones, las decoraciones, los juegos, el photobooth… pero el mismo día del cumple he estado tan ocupada, tan atareada con dejarlo todo perfecto, todo el día arriba y abajo pendiente de los invitados… que me acabo de dar cuenta de que precisamente en esos días tan especiales para mi peque y para mí, prácticamente no he estado pendiente de él. Creo que el próximo me lo plantearé de otra manera. Un abrazo

    • Una cosa es celebrarlo en casa y otra es encargarte de TODO. Contratar a alguien para encargarse de la comida, la tarta o la decoración siempre vale la pena para que puedas estar tranquila y disfrutes igual que los demás! Un abrazo

  2. Ahí le has dado.
    Esos mismos razonamientos expuse al resto de papás del cole cuando propusieron celebrar multicumpleaños trimestral en ludoteca… y la rara fui yo!!!
    Hoy en día, en general, se opta por la comodidad, y lo más original que se le ocurre a la mayoría de los padres es llevar a todos los niños a sudar como pollos a las famosas “bolas”.

  3. Yo llevo dos cumples de mi hijo,y dos fiestas “de antaño”. Será porque a mi nunca me los celebraron,pero me encanta hacerle a el esas fiestas. Con sandwich de nocilla, embutido, aceitunas, fanta por todos lados,los niños disfrazados, juegos del pañuelo, del escondite etc.
    Eso si..no faltaron sus decoraciones y sus “cake pops” caseros…tradicional pero a la vez moderna 😉

Comenta, opina o pregunta lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s