Se Me Antoja… hablaros del BLW

Y ¿qué es eso del BLW? ¿qué significan esas siglas qué últimamente se ven por todas partes?
BLW es el acrónimo de “Baby Led Weaning”, y este término, la verdad es que no tiene una traducción exacta al castellano, pero es algo como la introducción de la alimentación complementaria en los bebés.
Y me diréis “Ah, empezar a darle papillas!”…. Pues no exactamente…

Me hablaron del BLW cuando estaba embarazada y cuando me regalaron el libro de Carlos González ” Un regalo para toda la vida: Guía de la lactancia materna”, se me abrió un nuevo mundo en cuanto a alimentación infantil.

Lo primero es que se puede dar el pecho a un bebé mas allá de los 4 meses y lo segundo es que no es necesario darles papillas y pueden pasar a comer sólidos, casi igual que comemos los adultos, en cuanto estén preparados para ello.
Lo segundo es difícil de entender, para uno mismo y para los de tu entorno.
¿Cómo pueden comer alimentos que no estén triturados? ¿Cómo es posible que coman trozos de comida, si no tienen dientes?
Pues muy fácil…con las encías! Ya os digo yo que son igual de duras que los dientes y que sirven muy bien para triturar los alimentos. Olivia empezó a comer verduras, carne y pescado alrededor de los 6 meses y no le salió ningún diente hasta los 9 meses. Ahora, con 13 meses, sólo tiene 5 dientes y come como una campeona!

Este método consiste en presentarle la comida al bebé y dejar que sea él mismo el que experimente, juegue, aprenda, descubra y coma. Y pongo lo de comer en último lugar, porque es lo último que hacen. Al principio probablemente solo un 20% de la comida acabe en la boca y menos de un 5% acabe en el estomago!
Pero no os preocupéis, al final vale la pena!!!

Beneficios del BLW
¿Por qué me convenció este método, no tan tradicional?
Beneficios para los padres:
1. No tienes que preparar papillas, porque le das siempre una parte de lo que comes tu.
2. No tienes que fregar un montón de cacharros utilizados para hacer papillas.
3. No tienes que comprar potitos (con el dineral que cuestan!!)
4. Comes mas sano, ya que en tu afán porque tu bebé coma de todo, te preparas platos más equilibrados.
5. No comes tanta sal y tanto azúcar, porque como no le conviene al bebé, acabas por no echártelo tampoco.
6. Puedes salir de casa sin llevarte toda la parafernalia de potitos, papillas, cucharita, etc, puesto que puedes darle de comer lo que vayas a comer tú.
7. Puedes improvisar un almuerzo o quedarte a comer por allí si se te hace tarde para volver a casa.
8. El niño come sólo, desde el principio, sin tener que estar forzando la entrada de las cucharas, frustrándote y comiendo tu plato frío y más tarde que los demás.

Beneficios para el bebé:
1. Aprende a gestionar su apetito y a saber qué cantidades necesita comer.
2. Ayuda en la psicomotricidad. Aprende antes a hacer la pinza para coger alimentos.
3. Ayuda a controlar la fuerza que necesita ejercer para agarrar cosas. Aprende que las cosas blandas se aplastan si las coges con demasiada fuerza.
4. Estimula su autonomía y su capacidad de tomar decisiones y así siente mas confianza en si mismo, ya que le dejamos hacer algo por si mismo.
5. Evita problemas de trastornos alimentarios en el futuro, puesto que han aprendido a satisfacer sus necesidades y no a comer por complacer a sus padres.
6. Satisface su curiosidad.
7. Enseguida aprende a no atragantarse con la comida, puesto que, cuanto mas pequeños son, mejor es el reflejo de arcada, y cualquier trozo de comida se expulsa enseguida.
8. No se deja de lado al niño, sino que participa en las reuniones familiares en la mesa.
9. No se vuelve tiquismiquis con la comida y aprende a comer todo tipo de alimentos sin rechazar no ninguno por cualquier motivo.

Cosas IMPORTANTES que hay que tener en cuenta:
– Es un proceso MUY lento. Las comidas no se hacen en 5 minutos, así que no hay que tener prisa. El proceso de aprendizaje también tarda lo suyo, así que pasaran varios meses hasta que te parezca que el bebé empieza a comer algo.
– El bebé tiene que estar preparado. No le puedes sentar a comer en su trona el día que cumpla 6 meses. Tienes que tener en cuenta que el bebé ya sabe sentarse erguido y que demuestra interés por la comida cuando tú estas a la mesa. Esto puede pasar a los 5 meses o a los 9… No tengas prisa.
– Es un método MUY sucio. La comida acaba en los lugares mas insospechados: suelo, trona, pared, ventana, y todo lo que esté a una distancia de menos de 3 metros.
A tu bebé puede que también te apetezca meterlo en la ducha después de la comida. Entero. Con ropa y todo. Eso depende de lo que le hayas puesto de comer!
– La alimentación se introduce poco a poco y no hay que olvidarse nunca de que es “Complementaria”. Es un complemento al modo de nutrirse. Lo que les va a quitar el hambre y con lo que van a recibir todos los nutrientes necesarios es con la leche materna y/o leche artificial. Si un día no les apetece comer fruta, verduras, carne, pescado, etc, sobre todo no hay que forzarles. Se les da leche y en la siguiente comida ya veremos.
– Aunque parezca raro, los bebés no deben llegar a la mesa con hambre. No son capaces de ingerir la cantidad de comida suficiente lo bastante rápido, así que lo más probable es que se frustren y empiecen a llorar y acaben por tirar todo al suelo y que todo el mundo acabe enfadado. Lo mejor es que tomen leche un rato antes de la comida y que lleguen a la mesa con apetito pero no con hambre.

Como este post se me está alargando un poco, otro día os contaré mas cosas y os daré ideas de tipos de comida que pueden comer los bebés, con qué edad introducirlos y de qué manera pueden comerlos.

De momento, os recomiendo el siguiente libro sobre el tema, que a mi me ha ayudado mucho a entender por qué el BLW es la evolución mas natural en la alimentación y como actuar en cada momento:
EL NIÑO YA COME SOLO: Consiga que su bebé disfrute de la buena comida

Gill Rapely & Tracey Murkett

image

¿Conocíais este método? ¿Lo habéis usado o tenéis pensado hacerlo?

Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en dejarmela en los comentarios e intentaré contestaros!

Besicos de colores!

Steph

Anuncios

Se Me Antoja… un regalito muy dulce!

Buenos días queridisimos Smauferos!

Hoy empiezo con una pregunta: ¿Que haceis con las cubiteras en invierno? ¿Nada? Pues hoy os voy a dar una idea muy fácil y muy dulce para darle uso…

Se trata de hacer unos terrones de azúcar caseros y solamente tardareis 5 minutos en tenerlos listos!!

Podéis hacerlos si tenéis invitados para la merienda o para preparar unos regalitos personalizados. En un babyshower sería un regalo ideal para los invitados!

Si teneis moldes con formas divertidas, os saldrán unos terrones super chulos, pero con unos cuadraditos y un poco de colorante alimentario, también dará un resultado espectacular.

La receta la he encontrado en el blog de La Receta de la Felicidad.

+ Mezclar 220g de azúcar con una cucharadita de agua para que quede humedecido por todas partes.

+ En la receta original, usan una cucharadita de infusión de frutos del bosque para dar el color. Yo he usado una gotita de colorante alimentario.

+ Meter el azúcar dentro de los moldes, asegurandose de aplastarlo bien, para que quede muy compacto y no queden huecos de aire (ojo con esto, que una tanda la he tenido que repetir por no aplastar bien).

+ Meter al microondas durante 30-40 segundos (en mi caso lo he dejado un pelin mas, que mi micro no es tan potente!)

+ Sacar del microondas y dejar que enfrien bien. 5 minutillos por lo menos.

+ Sacar de los moldes y…tachan…terrones de azúcar únicos y que dejarán impactados a vuestros invitados!!

Ideas: si os apetece, podeis aromatizar los terrones con un poco de canela, nuez moscada, ralladura de limón…

Aquí os dejo unas fotitos del resultado.

image

image

image

image

image

image

image

image

Como habreis visto en la última foto, con un frasco y un trocito de tela os quedarán unos regalitos estupendos!

¿Os animais a probar?

Besitos de colores!

Steph