Lugares Babyfriendly, Maternidad, Padres

Se Me Antoja… comer en Valencia

Solemos bajar varias veces al año a Alicante para ver a mi familia. Son mas de 4 horas de viaje y antes de Olivia las hacíamos del tirón, parando diez minutillos a mitad de camino. Pero ahora eso ya no es posible. Olivia necesita despejarse, bajar del coche, andar un poco, cambiar de aires…. Y por eso llevamos un tiempo parando en Valencia para descansar y comer algo antes de retomar la carretera.

Como yo he vivido muchos años en Valencia, me gusta pararme allí y ver las cosas que han cambiado y las que no lo han hecho.

A través de Instagram (una de mis redes sociales preferidas) descubrí un sitio que se encuentra en la Playa de la Patacona y que se llama “La Mas Bonita” y supe enseguida que debíamos ir a ese sitio la siguiente vez que pasáramos por Valencia.

La decoración es preciosa, la terraza interior es un sitio encantador, con muchas plantas y flores y la comida está buenísima. Además, cumple mis requisitos para ser un perfecto lugar “babyfriendly”. Tienen tronas, tienen una zona con juegos infantiles y en los baños hay cambiador y hasta mini aseo infantil!

image

image

image

image

image

image

Mis recomendaciones son los zumos naturales hechos en el momento y la tarta de chocolate, que creo que es la mejor tarta que he probado nunca. Eso si, te puede provocar la ” muerte por chocolate”!!!
image

image

image

Probamos el humus, ensaladas y tostas y todo estaba riquísimo. Además el servicio fue muy rápido, y ya sabéis que es algo que se valora mucho cuando tienes a una peque sentada en una trona esperando!

Si pasáis por Valencia, no lo dudéis!!

image

Anuncios
Lugares Babyfriendly

Se Me Antoja…tomar el brunch en Villa Felice

Hola amigos!

Hoy voy a empezar una nueva sección en este blog. Como Olivia va creciendo y podemos empezar a salir a hacer cositas con ella, quiero empezar a hablaros de sitios “babyfriendly”, en Zaragoza principalmente, aunque no descarto hablar de otras ciudades, cuando estemos de viaje.

Mi marido y yo somos muy estrictos a la hora de cumplir los horarios de Olivia, en especial por las noches, asi que nuestros planes han pasado a ser diurnos y empezamos a descubrir nuevos lugares en nuestra ciudad que sean más cómodos para nosotros.

Antes de tener hijos, para elegir un sitio para comer o tomar algo nos fijabamos en:
– el ambiente
– la calidad de la comida
– el precio

Pero cuando hay niños de por medio, a estas tres cosas hay que añadirle unas pocas mas…
– cambiador (o por lo menos un espacio en los baños para poder cambiar el pañal)
– sitio para “aparcar” el carrito
– tronas a disponibilidad de los clientes
– ambiente no demasiado “formal”, para no avergonzarnos con los posibles lloros!
– suelos limpios (sobre todo en la fase de gateo)
– servicio rápido (los niños no están dispuestos a esperar 30min por su comida). Con esto del “Baby Led Weaning” nosotros no llevamos potitos ni papillas, sino que Olivia come directamente con nosotros.

Si además hay una zona para que los niños jueguen y los camareros son simpáticos… pueden estar seguros de que nos van a volver a ver….y muy a menudo!!

Y es que no es tan fácil encontrar sitios que tengan ni siquiera un sitio para cambiar el pañal, y no se dan cuenta de que están perdiendo muchos clientes por ello!

Dicho todo esto, os cuento que este fin de semana hemos encontrado un lugar que cumple con TODOS los requisitos, y no podia dejar de contároslo.

Se trata de Villa Felice, que se encuentra en el parque del antiguo canódromo, al lado del rio Huerva y muy cerca de la Plaza San Miguel.

El sábado estuvimos tomando un brunch delicioso y pasamos un rato estupendo.

image

image

image

image

Cambiador super chulo, en un baño limpisimo e incluso con toallitas a tu disposición!

image

Trona para Olivia y zona para niños con juguetes a su disposición. Además, al estar en un parque, hay un área de juegos justo al lado.

image

La limonada y el té frio estaban buenísimos….el agua de jamaica nos ha quedado para la próxima vez!

image

El brunch consistia en:
– Cóctel a elegir entre Mimosa y Bloody Mary
– Plato de fruta fresca, queso fresco y un crepe (buenísimo, por cierto, y ya sabeis que yo entiendo de eso!!)
– Yogur con granola
– Huevos revueltos con salmón o jamón
– Postre: brownie, blondie con plátano y cerezas y helado de vainilla

Estuvo todo buenísimo y nos atendieron super bien. Un brunch asi por 13,50€ es una pasada!! De verdad que os lo recomiendo!!

No dudaremos en volver para probar el guacamole, el humus, las ensaladas, los postres, los cafés helados, etc, porque nos hemos quedado con las ganas!

Besicos de colores,

Steph