Maternidad, Padres, Recetas

Se Me Antoja… hablaros del BLW

Y ¿qué es eso del BLW? ¿qué significan esas siglas qué últimamente se ven por todas partes?
BLW es el acrónimo de “Baby Led Weaning”, y este término, la verdad es que no tiene una traducción exacta al castellano, pero es algo como la introducción de la alimentación complementaria en los bebés.
Y me diréis “Ah, empezar a darle papillas!”…. Pues no exactamente…

Me hablaron del BLW cuando estaba embarazada y cuando me regalaron el libro de Carlos González ” Un regalo para toda la vida: Guía de la lactancia materna”, se me abrió un nuevo mundo en cuanto a alimentación infantil.

Lo primero es que se puede dar el pecho a un bebé mas allá de los 4 meses y lo segundo es que no es necesario darles papillas y pueden pasar a comer sólidos, casi igual que comemos los adultos, en cuanto estén preparados para ello.
Lo segundo es difícil de entender, para uno mismo y para los de tu entorno.
¿Cómo pueden comer alimentos que no estén triturados? ¿Cómo es posible que coman trozos de comida, si no tienen dientes?
Pues muy fácil…con las encías! Ya os digo yo que son igual de duras que los dientes y que sirven muy bien para triturar los alimentos. Olivia empezó a comer verduras, carne y pescado alrededor de los 6 meses y no le salió ningún diente hasta los 9 meses. Ahora, con 13 meses, sólo tiene 5 dientes y come como una campeona!

Este método consiste en presentarle la comida al bebé y dejar que sea él mismo el que experimente, juegue, aprenda, descubra y coma. Y pongo lo de comer en último lugar, porque es lo último que hacen. Al principio probablemente solo un 20% de la comida acabe en la boca y menos de un 5% acabe en el estomago!
Pero no os preocupéis, al final vale la pena!!!

Beneficios del BLW
¿Por qué me convenció este método, no tan tradicional?
Beneficios para los padres:
1. No tienes que preparar papillas, porque le das siempre una parte de lo que comes tu.
2. No tienes que fregar un montón de cacharros utilizados para hacer papillas.
3. No tienes que comprar potitos (con el dineral que cuestan!!)
4. Comes mas sano, ya que en tu afán porque tu bebé coma de todo, te preparas platos más equilibrados.
5. No comes tanta sal y tanto azúcar, porque como no le conviene al bebé, acabas por no echártelo tampoco.
6. Puedes salir de casa sin llevarte toda la parafernalia de potitos, papillas, cucharita, etc, puesto que puedes darle de comer lo que vayas a comer tú.
7. Puedes improvisar un almuerzo o quedarte a comer por allí si se te hace tarde para volver a casa.
8. El niño come sólo, desde el principio, sin tener que estar forzando la entrada de las cucharas, frustrándote y comiendo tu plato frío y más tarde que los demás.

Beneficios para el bebé:
1. Aprende a gestionar su apetito y a saber qué cantidades necesita comer.
2. Ayuda en la psicomotricidad. Aprende antes a hacer la pinza para coger alimentos.
3. Ayuda a controlar la fuerza que necesita ejercer para agarrar cosas. Aprende que las cosas blandas se aplastan si las coges con demasiada fuerza.
4. Estimula su autonomía y su capacidad de tomar decisiones y así siente mas confianza en si mismo, ya que le dejamos hacer algo por si mismo.
5. Evita problemas de trastornos alimentarios en el futuro, puesto que han aprendido a satisfacer sus necesidades y no a comer por complacer a sus padres.
6. Satisface su curiosidad.
7. Enseguida aprende a no atragantarse con la comida, puesto que, cuanto mas pequeños son, mejor es el reflejo de arcada, y cualquier trozo de comida se expulsa enseguida.
8. No se deja de lado al niño, sino que participa en las reuniones familiares en la mesa.
9. No se vuelve tiquismiquis con la comida y aprende a comer todo tipo de alimentos sin rechazar no ninguno por cualquier motivo.

Cosas IMPORTANTES que hay que tener en cuenta:
– Es un proceso MUY lento. Las comidas no se hacen en 5 minutos, así que no hay que tener prisa. El proceso de aprendizaje también tarda lo suyo, así que pasaran varios meses hasta que te parezca que el bebé empieza a comer algo.
– El bebé tiene que estar preparado. No le puedes sentar a comer en su trona el día que cumpla 6 meses. Tienes que tener en cuenta que el bebé ya sabe sentarse erguido y que demuestra interés por la comida cuando tú estas a la mesa. Esto puede pasar a los 5 meses o a los 9… No tengas prisa.
– Es un método MUY sucio. La comida acaba en los lugares mas insospechados: suelo, trona, pared, ventana, y todo lo que esté a una distancia de menos de 3 metros.
A tu bebé puede que también te apetezca meterlo en la ducha después de la comida. Entero. Con ropa y todo. Eso depende de lo que le hayas puesto de comer!
– La alimentación se introduce poco a poco y no hay que olvidarse nunca de que es “Complementaria”. Es un complemento al modo de nutrirse. Lo que les va a quitar el hambre y con lo que van a recibir todos los nutrientes necesarios es con la leche materna y/o leche artificial. Si un día no les apetece comer fruta, verduras, carne, pescado, etc, sobre todo no hay que forzarles. Se les da leche y en la siguiente comida ya veremos.
– Aunque parezca raro, los bebés no deben llegar a la mesa con hambre. No son capaces de ingerir la cantidad de comida suficiente lo bastante rápido, así que lo más probable es que se frustren y empiecen a llorar y acaben por tirar todo al suelo y que todo el mundo acabe enfadado. Lo mejor es que tomen leche un rato antes de la comida y que lleguen a la mesa con apetito pero no con hambre.

Como este post se me está alargando un poco, otro día os contaré mas cosas y os daré ideas de tipos de comida que pueden comer los bebés, con qué edad introducirlos y de qué manera pueden comerlos.

De momento, os recomiendo el siguiente libro sobre el tema, que a mi me ha ayudado mucho a entender por qué el BLW es la evolución mas natural en la alimentación y como actuar en cada momento:
EL NIÑO YA COME SOLO: Consiga que su bebé disfrute de la buena comida

Gill Rapely & Tracey Murkett

image

¿Conocíais este método? ¿Lo habéis usado o tenéis pensado hacerlo?

Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en dejarmela en los comentarios e intentaré contestaros!

Besicos de colores!

Steph

Anuncios
Embarazo, Maternidad, Padres

Se Me Antoja… Desmitificar algunas cosas sobre la maternidad

Hola Smauferos!

Hoy vengo a haceros una gran revelación:
No todos los bebés son iguales

Lo sé. Parece obvio. Cada uno nace de su madre y de su padre y cada uno tiene su propio caracter y personalidad. Pero aparte de eso, hay cosas que se supone que todos los bebés o todas las madres hacemos igual… pero no es así…

Basándome en mi propia experiencia, esto es lo que os puedo contar:

1. Los bebés recien nacidos no tienen porque dormir durante todo el día. Algunos están despiertos todo el día y únicamente se echan siestecitas de 20 minutillos de vez en cuando.

2. Se puede dar teta mas allá de los 4 meses. Hace un poco mas de un año, yo estaba convencida de que le iba a dar el pecho a mi hija, pero no me habia planteado “durante cuánto tiempo”. Al ir a la revisión ginecológica después del parto, el médico me preguntó cuanto tiempo le iba a dar el pecho y yo me quedé un poco en shock… no tenia ni idea… no lo habia pensado…le contesté que 4 o 6 meses.
En los siguientes días me puse a pensar y a leer muchos libros, blogs, foros y decidí que esperaría a los 6 meses y luego veria.
A los 6 meses incorporamos la alimentación complementaria y, como empezamos directamente con el “Baby Led Weaning” y al principio comia poco, decidí seguir unos meses mas.
A los 9 meses decidí que, como la OMS recomwndaba la leche materna hasta los 12 meses, seguiría hasta entonces.
Me dijeron que cuando le salieran los dientes a Oli cambiaría de opinion… pero no cambié. Olivia solamente me ha mordido 3 o 4 veces. No voy a negar que duele un poco, pero no tanto como para negarle la alimentación que tan bien le sienta.
Y ahora que va a cumplir 13 meses, aqui sigo! No me veo dándole teta hasta los 4-5 años…pero quién sabe…quizás cambie!
Tengo la suerte de no estar trabajando ahora y poder darle el pecho a demanda a Oli, pero la LM es posible aunque tengas que volver a trabajar después de 16 semanas.

3. No todos los bebés toman biberón.
Esto tiene que ver con el punto anterior.
Según como vaya la LM, igual no os hacen falta biberones, calentadores, esterilizadores, etc., asi que no hagais una gran inversión en estas cosas antes de dar a luz o por lo menos, guardad los tickets!

4. No todos los bebés toman papillas.
La primera vez que me hablaron del BLW no me lo creia! Como es posible? Hay bebés que comen comida de adultos? No es necesario triturarselo todo? No es necesario que le haga el avioncito para que coma? Hay otras alternativas??? Cuenta, cuenta, que me interesa!
El BLW da para un post entero pero, resumiendo, es la evolución mas natural hacia la alimentación complementaria y beneficia a los bebés de muchas maneras. Lo volvería a hacer mil veces y se lo recomiendo a todas las madres!

4. No todos los bebés duermen siestas de 2 ó 3 horas todas las tardes en sus cunas. Que me lo digan a mi, que después de 13 meses por fin he conseguido que Oli duerma una hora en su cuna por la tarde. Os dejo la foto de la primera siesta oficial en su cuna!

image

5. Los bebés no tienen que dormir toda la noche en su cuna.
Hoy en día hay muchos partidarios del “colecho”. Y es que dormir con tu bebé es lo mas natural. Todos los mamíferos lo hacen…por qué no lo ibamos a hacer nosotros también.
Ni les vas a hacer daño, ni les vas a “malacostumbrar”.
Tu puedes decidir en cada momento como quieres que duerma tu bebé y, la verdad es que tenerlo pegadito da mucho gustito!

Y vosotras ¿hay algo que teniais claro al estar embarazadas y que no ha sido asi para nada? ¿Qué cosas hacen vuestros bebés y que no os esperabais? Dejad vuestros comentarios para que podamos ayudar a futuras mamas a ver que lo que pensamos que es “normal” no siempre lo es!

Besicos de colores,

Steph