Se Me Antoja…celebrar los cumpleaños como antaño

Cuando yo era pequeña no había parques de bolas, ni castillos hinchables gigantes de esos que abren la boca. No había sitios donde se hacían fiestas de princesas o de piratas. Mis padres nunca contrataron a un payaso para animar mis fiestas de cumpleaños, ni invitaron a mis amigos a un sitio de ocio infantil.

Quizás es que antes no teníamos acceso a todas estas cosas o quizás los niños de antes nos conformábamos con menos. Quizás me hubiera encantado poder jugar hasta caer agotada en uno de esos parques que les gustan tanto a los niños de hoy en día… Pero ¿sabeis qué?… Creo que si hubiera celebrado mis cumpleaños así, no guardaría ningún recuerdo especial de esos días. No me hubieran marcado tanto y, en fin, que creo que SmAuF no existiría…

Con esto no quiero decir que estoy en contra de los parques de bolas. Seguro que les encantan a los niños (y a los padres). Pero en esta sociedad que hemos creado en la que nadie tiene tiempo de nada y todo el mundo siempre tiene prisa, a veces es necesario pararse un poco y dedicarle ese tiempo extra que necesitan nuestros hijos.

image

Un cumpleaños es algo especial. A todos los niños les gusta cumplir años. Es un día en el que ellos son los protagonistas y en el que son el centro de atención y, si los que les prestan atención son las personas a quienes mas aman en el mundo ¿qué puede haber de mejor?

¿Por qué no optamos, por una vez, por dedicar un poco de tiempo a preparar una fiesta especial? Una fiesta personalizada. Una fiesta protagonizada por su personaje favorito, el animal que mas le guste o su color preferido. Una fiesta donde haya cartelitos con su nombre. Una fiesta con sus invitaciones, sus patatas fritas, sus bocadillos de Nocilla… Una fiesta en el que los propios niños puedan ayudar a preparar las cosas.
Una fiesta en casa, en el jardín, en el parque, en la playa…

Lo que quiero decir es que el parque de bolas está bien, pero siempre se puede ir en cualquier ocasión. Probablemente vayan 12-15 veces al año, dependiendo de la cantidad de amigos que les inviten a su cumple. Pero ¿cuántas veces podrán tener una fiesta especial para ellos?

Yo tengo recuerdos estupendos de ayudar a mi madre con los preparativos, de escribir las invitaciones, de los nervios de esperar a que llegaran los invitados a casa, de ordenar mi habitación para que mis amigos pudieran ver mis juguetes, de mi madre preparando divertidos juegos caseros después de haber buscado en libros o habérselos inventado (menos mal que para eso ahora tenemos Pinterest)!!!
Yo quiero que Olivia también tenga estas fiestas y también recuerde el cariño que le puso su madre en sus cumpleaños.

Así que hoy reivindico las fiestas DIY, las fiestas caseras, las medias noches con chorizo y los recuerdos compartidos…

Besicos de colores,

Steph

P.D. Gracias Mama… Por dedicarme tanto tiempo y darme una infancia feliz…

Anuncios

Se Me Antoja… un regalo Emotivo para un babyshower

Buenos días chic@s!

Siempre es un poco complicado saber lo que hay que regalarle a alguien que está apunto de tener un bebé o que acaba de tenerlo.

Las parejas sin hijos, en general, no saben exactamente lo que va a necesitar un recien nacido, y los amigos solteros tienen menos idea aún. Los que si que tienen hijos no saben qué regalar, porque los padres ya lo tienen todo o porque no saben si será del gusto de los padres.

Los padres no saben lo que tienen que pedir, porque todo el mundo les pregunta lo mismo y tienen muchas cosas por duplicado.

Por eso hoy quiero ayudaros un poco, aconsejando hacer un regalo emotivo y que dure en el tiempo. Algo que sea un regalo tanto para los padres como para el bebé. Algo que pueda ser personalizable. Algo que no es habitual que se regale y con lo que seguro que quedaís de maravilla y dareís que hablar por ser originales!!!

my retro box - regalo original babyshower

Os presento a “My Retro Box“. Son unos emprendedores de Zaragoza que han lanzado hace poco unas “Cápsulas del tiempo” para bebés.

Se trata de unas cajitas muy monas y diseñadas con mucho cariño, llenas de recuerdos, que se regalan ahora y se abren dentro de unos años!

Las cajitas contienen, entre otras cosas, unas fichas con los acontecimientos del año en el que nació el bebé, unas libretas para guardar fotos, firmas de amigos y familiares, pensamientos, acontecimientos familiares, etc., noticias destacadas del día del nacimiento, un tarjetón para plasmar las huellas del bebé, unos sobres y cajitas para guardar recuerdos varios… lo mejor es que veais este vídeo explicativo:

Las cajitas se completan con recuerdos familiares y personales y se guardan a buen recaudo hasta que el bebé cumpla 18 años, por ejemplo, o la edad que les parezca a los padres!!

Los padres disfrutarán de buenos momentos personalizando y completando la cajita y, pasados los años, su hijo o hija disfrutará mucho abriendo la caja y descubriendo lo que hay dentro… por eso es un regalo muy emotivo!

¿Qué os parece esta idea? ¿Os gustaría recibir este tipo de regalo? ¿Os parece buena idea regalar una de estas cajitas?

Besicos de colores!

Steph